Determinados

Buenos tiempos aquellos en los que no sabías lo que querías, de dónde venías ni en qué lugar ibas a terminar. Aquella abrumadora incertidumbre parecía ofrecer un mundo de infinitas posibilidades. Creer en héroes y villanos tenía sentido, en la efervescencia de hacer el bien, en lo inadmisible de hacer el mal.

Desde la secuenciación del ADN miro a las personas y no veo en ellas más que un conjunto de hélices, cuyos comportamientos responden a una orden genética de la que no son responsables. Será mejor aceptar también que el amor y el odio son modulados por reacciones químicas cuyo guión está escrito por ese conjunto de hélices. ¿Tendría que dar cuenta de sus actos el infiel o el cobarde? A partir de ahora entiendo que las decisiones, mal llamadas conscientes, no son sino la racionalización interesada y en retrospectiva de mecanismos inconscientes.

Si vas de justiciero tendrás que tener en cuenta que ese sujeto sentado en el banquillo es una cadena de aminoácidos, 23 pares de cromosomas, una fábrica de proteínas ajena a todo delito. Si vas de humanista tendrás que endurecer el estómago y digerir que por mucho bien común que busques, siempre habrá otro individuo con otro código genético distinto al tuyo. El águila es incapaz de ver desde el aire las montañas los árboles y los ríos del paisaje porque su mente está programada para descubrir pequeños seres vivos que se mueven, ratones, conejos, ardillas, de los que depende su existencia; en cambio para el oportunista cuervo lo único visible es lo estático, de modo que la vaca no existe hasta que no está muerta.

Cuando un individuo se atreve a renegar de sus genes e imponerse a todo determinismo; identificando patrones de comportamiento sesgados, elevando la vista más allá, adelantándose a las inclinaciones de los impulsos inconscientes. Ocurre que vuelve a ese lejano tiempo donde todo empezó, a los buenos tiempos aquellos. Y entonces cae en la cuenta, el mundo nunca dejó de ofrecer infinitas posibilidades.

3 Respuestas a"Determinados"

Comenta
  1. Determinado

    5 octubre, 2015 at 11:44 am

    Continúa escribiendo y después deja que cualquier cosa ocurra.

    Responder
    • África

      26 octubre, 2015 at 5:17 pm

      Gracias por este mensaje, admito que fue un empujón para ponerme a toda máquina este mes. Saludos.

      Responder
      • Determinado

        26 octubre, 2015 at 9:36 pm

        Ya me alegraste el día. Aquí tienes un lector incondicional. Mañana leeré con calma las “Sales de plata”. Suerte y más madera!

        Responder

Introduce un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *